Consejos para reducir los efectos secundarios después de recibir la vacuna contra el COVID-19

Aunque es poco probable, si tiene síntomas de advertencia de emergencia en cualquier momento después de recibir la vacuna contra el COVID-19, llame al 911 de inmediato. Los síntomas de advertencia de emergencia incluyen dificultad para respirar, dolor persistente o presión en el pecho, confusión reciente o incapacidad para levantarse despertarse, labios o cara azulada, o cualquier otro síntoma grave y repentino.

Los efectos secundarios frecuentes incluyen dolor en el lugar de la inyección, fiebre, dolor de cuerpo y dolores de cabeza. Estas reacciones son frecuentes (e indican que su cuerpo está respondiendo inmunológicamente a la vacuna) y deberían desaparecer en 1 o 2 días, excepto la hinchazón de los ganglios linfáticos que puede persistir hasta aproximadamente 10 días.

Los ganglios linfáticos hinchados se pueden ver en las mamografías de rutina hasta un mes después de la vacunación. Si debe hacerse una mamografía de detección próximamente y esto no dará lugar a retrasos excesivos, puede considerar programarla de 4 a 6 semanas después de su segunda cita para la vacunación.

Ayude a identificar y minimizar los efectos secundarios leves

Lea la información de vacunas que recibió con su invitación de programación para actualizar sus conocimientos sobre los efectos secundarios. También puede verla aquí.

  • Use una bolsa de hielo o un paño húmedo y frío para ayudar a reducir el enrojecimiento, el dolor o la hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección.
  • Un baño frío también puede ser relajante.
  • Beba líquidos con frecuencia durante 1 a 2 días después de recibir la vacuna.
  • Tome un analgésico de venta libre a menos que tenga alguna contraindicación específica.

Para los síntomas que sean graves o que duren 72 horas o más, comuníquese con su médico o proveedor de atención primaria.

Cuándo hacerse la prueba para detectar la infección por COVID-19

Los siguientes síntomas sugieren una infección por COVID-19 y no son efectos secundarios frecuentes de la vacuna:

  • Pérdida reciente del olfato o del gusto
  • Tos o dificultad para respirar
  • Congestión/dolor de garganta/secreción nasal/conjuntivitis (ojo rojo)
  • Náuseas/vómito o diarrea

Si tiene uno o más de estos síntomas, quédese en casa y llame al call center o a su clínico habitual para programar una prueba de COVID. Si obtiene un resultado positivo a la prueba de detección de COVID-19 entre la primera y la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, debe esperar 10 días a partir de la fecha en que su prueba dio resultado positivo y estar completamente recuperado antes de recibir la segunda dosis. Todavía debe recibir la segunda dosis.

Debe seguir los consejos de los representantes de salud pública ya sea que esté vacunado o no: Use su mascarilla en público, asegúrese de lavarse las manos y practique el distanciamiento social.

Obtener más información de las vacunas contra el COVID-19